martes, enero 09, 2007

Nostalgia de vino

El otro dia acabe un libro, y cuando mire en mi estanteria para ver cual coger, hubo uno que me llamo practicamente a gritos. Rayuela de Julio Cortazar. Dos cosas (una conversacion y una persona) me hicieron elegirlo, y asi llevo un par de dias releyendolo, que es una palabra que odio, porque parece que dices releyendo para que todo el mundo sepa que ya lo has leido, y tiene connotaciones negativas por ello, yo mismo se las doy cuando alguien me dice estar releyendo algun libro, que por supuesto suele ser un libro increiblemente cool (oh!), pero en este caso digo "releyendo Rayuela", porque es la primera vez que lo leo desde que lo lei, hace casi 10 años, en una epoca bastante significativa, y de la que supongo que nunca he dejado de tener nostalgia.

Porque Rayuela creo que ejemplifica bastante bien un tipo de vida, casi siempre relacionada con Paris, que ha atraido a tantos extranjeros (americanos, ingleses, italianos, españoles, argentinos), no solo a la ciudad, sino a establecer su propia vida de bohemia en su entorno, lo que no deja de ser una ingenuidad, porque ni tu entorno es el Paris de Rayuela, ni tu eres Cortazar, ni ningun personaje suyo, y tu vida acaba siendo una mediocre copia de lo que quieres imitar, pero a años luz, y con unas circunstancias mucho mas sosas. Pero en algun momento de nuestra vida, muchos nos empeñamos en ser bohemios. En vivir del aire, o mejor, sobrevivir de una manera que podrias contar a alguien, vivir por la anecdota, que diria alguno, pero en el dia a dia. Y hace 10 años, por algun absurdo motivo, soñabamos con una nueva generacion del 98. Soñabamos con buhardillas. Y con prolongar la vida de estudiante ocioso eternamente, hasta que la vida real nos golpeo en la cabeza, a unos mas fuerte que a otros, y todo eso quedo atras, y ahora solo tenemos la nostalgia de eso, nostalgia de nuestra juventud, nostalgia de conversaciones en parques, bajo la lluvia, bebiendo vino, con abrigos viejos e ideas tontas. Y supongo que es nostalgia de la ingenuidad, que ya no tengo, pero leo Rayuela y recuerdo perfectamente esa epoca, asi que en este caso releer es revivir, y aunque queria leer, y crearme nuevos recuerdos, asociarlo a nuevas personas y nuevas ideas, me cuesta, y siento nostalgia.

Pero aun voy por la pagina 13.

3 comentarios:

Kurosawa dijo...

Yo quiero decirte que siempre ando nostálgico pero no me lo puedo explicar. Y que llegué a la página 22 de ese libro pero no recuerdo por qué. Quizá porque me ganó la curiosidad de leerlo con el organigrama ese que trae al inicio.

Puni dijo...

Yo me la paso releyendo "Ampliación del campo de batalla" y leyendo una entrevista a Elia Kazan. Es muy raro leer un libro ahora.

Un intento de artista... dijo...

Hola, he llegado a tu blog de revote por la foto de "Bohemia" Y ni te imaginas la ilusión que me ha hecho cuando he visto de que trataba la actualización. Hace poco menos de un mes me hablaron de Rayuela, y la verdad es que París es una ciudad que me encanta y me decidí a leermelo, y creo que fue la mejor decisión.
Aún soy joven, y sin embargo ya me trae recuerdos de personas, risas, llantos, emociones, grandes momentos... podría cerrar los ojos y estar junto a la Maga en el Pont des Arts.
Le daré las gracias por esta actualización, me ha dado fuerzas para continuar en busca de mis sueños. Gracias.