viernes, diciembre 29, 2006

Everybody's Talking at Me

Es imposible no fijarse en la gente que habla sola por la calle. A veces es algo incomodo, pero muchas otras es algo que da risa, aunque sea ese tipo de risa de la que luego te sientes mal. Supongo que es parecido a ver caerse a alguien por la calle: las desgracias ajenas dan risa, porque son ajenas.

Normalmente el perfil de la gente que habla sola suele incluir ropa con mas edad que algunos de tus primos, cartones y carritos de la compra, pero en realidad hay mucha gente normal que habla sola, y aunque los anteriores tambien era gente normal antes, no toda la gente normal que ahora habla sola acabara durmiendo en cajeros automaticos. Es gente que, por lo general es perfectamente capaz, pero que resulta que, en ocasiones, habla sola. Y sin un movil con manos libres.

Como doy por hecho que mi leve sindrome de Tourette me llevara a acabar mis dias hablando solo por la calle, no puedo menos que sentir cierta solidaridad con mis semejantes. Gente que no controla sus pensamientos, y los dice. Cuando es gente con coprolalia, esto es, decir palabrotas, la solidaridad se hace mas dificil, por vergüenza ajena, y por miedo a acabar yo diciendo todas las palabrotas que la educacion catolica y el caracter apocado han hecho que me callara toda la vida.

Si alguno de los que lee esto me sigue queriendo cuando sea viejito, os agradecere apoyo y comprension. En caso contrario, os autorizo a cambiaros de acera cuando me veais a lo lejos...

3 comentarios:

Elena dijo...

Pues yop no te veo, fijate, tampoco hablas tanto como para eso. Yo no hablo sola, pero invento canciones ridiculas para Talulah y hablo con ella con voces raras, en el fondo es como hablar solo

manuel dijo...

yo me sorprendo hablando solo por la calle. muevo los labios, pero no hablo en alto (mi ecolalia igual de suavecita). si alguien por la calle me ve, hago como que canturreo, que queda un poquito mejor.

lo de las voces raras tambien lo hago. y cuando pongo voces, se me saltan las lagrimas.

Elena dijo...

por lo pronto tenemos blogs para hablar solos, jeje